La casa de la calle que va a la tejera

Buscando información sobre la familia y sobre Cobeña en el Archivo de Protocolos de Madrid, he encontrado el testamento de la esposa de Nicanor Gutiérrez Gallego, María Valbanera Perdiguero Herreros, que murió el 23 de Julio de 1833 en Cobeña.

1833 - 07 - 23 - Nicanor Gutiérrez Gallego - firma.jpg

Firma de Nicanor Gutiérrez Gallego, que vivió a finales del s. XVIII y principios del XIX.

Para que nos hagamos una idea, se trata de los tatarabuelos de nuestras abuelas Dolores y Pilar. Esta es la parte del árbol genealógico de la que estamos hablando:

Nicanor-Gutierrez-Maria Perdiguero

María Valvanera, en su lecho de muerte, en la villa de Cobeña, a 23 de Julio de 1833 afirmó que:

“Estando enferma en cama con la enfermedad que Dios Nuestro Señor se ha servido darme y confiando como desde luego confío en la persona de mi marido Nicanor Gutiérrez en razón a la instrucción que tiene de los bienes que poseemos por conversaciones que hemos tenido ambos varias veces, y en presencia de testigos, digo que doy y confío todo mi poder amplio facultativo especial y general y cuan bastante en derecho se requiere a mi dicho marido Nicanor Gutiérrez para que en mi nombre como si yo misma lo hiciera, como lo haría la dicha enfermedad no me gravara como me grava, otorgue testamento con arreglo a las leyes el que tan luego como este hecho doy por válido como si yo misma lo otorgara.”

El notario de Ajalvir confirmó la valided del poder después tomar testimonio a los testigos y, unos meses, después, Nicanor Gutiérrez otorgó el testamento de su esposa siguiendo las indicaciones que le había dado ella oralmente.

Dejó ordenado que se hiciera una mejora sobre la herencia para su hija Teresa Gutiérrez, que era menor de edad. Le dejó cuarenta fanegas de tierra “de todas clases” y una casa “en la calle que va a la Tejera“.

El resto de sus bienes debían repartirse entre sus dos únicos hijos, Matías Gutiérrez y la citada Teresa Gutiérrez.

Según decía en el testamento, en esa casa habían muerto sus padres, Juan Perdiguero y Manuela Herreros.

La finca lindaba por oriente con “casas de Doña Manuela Terroba y Ramón Rodríguez, y mediodía con huerto de Donato González y pajar de dicha Manuela Terroba, poniente con Herederos de Manuel Raposo y Antonia González y norte con calle pública que va a la Tejera.”

Tejera

Hacia 1870, la casa aparece en el parcelario urbano a nombre de Manuel Aguado, que era el marido de Teresa Gutiérrez.

Indicó que tales bienes “le serán adjudicados inmediatamente  que tenga edad o estado para entrar a disfrutarlas.”

Según se cuenta en la Estadística de la Provincia de Madrid, elaborada por Antonio Regás en ese mismo año de 1833, se comenta lo siguiente:

En Cobeña hay un horno de teja, ladrillo y baldosa.

Además de la mejora en la herencia para su hija, dejó otras estipulaciones:

  • Que su entierro se hiciera en público con misa cantada de cuerpo presente con vigilia y responso sepultando su cadáver en esta iglesia parroquial y sitio donde acostumbraba a arrodillarse, con asistencia del señor cura y sacristán y demás acompañamiento, acostumbrado a los de su clase.
  • Solicitó que se la amortajarse con el hábito de Nuestra Señora del Carmen y que se celebrasen por su alma cuarentena misas rezadas, de limosna cinco reales.
  • Mandó que se repartiesen seis fanegas de trigo a pobres en el invierno de este año, cuando en él hubiese mayor escasez, porque en el tiempo que otorgó testamento no les hacía falta con motivo de la espiga.
  • También dio mandas para la conservación de los Santos Lugares de Jerusalén y el Real Hospital General y de la Pasión de Madrid.

 

Advertisements
Posted in Legado | Tagged , , , , , | Leave a comment

Turismo genealógico: Laguna de Cameros y el Solar de Tejada

Este verano nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos bajado de Alemania a Madrid en coche. Por el camino no podíamos dejar de pasar por Laguna de Cameros, el pueblo donde había nacido el tatarabuelo Juan de Dios Llera el 6 de Marzo de 1846, de quien hemos hablado en otra entrada del blog.

Laguna Mapa.png

La tierra de Los Cameros está a 39 kilómetros de Logroño, cerca de los límites con Soria. Es un paraje natural espectacular: valles profundos, restos de huellas de dinosaurios e interminables robledales.

Los pueblos del Camero Viejo tienen un encanto muy especial. A simple vista, no parecen haber cambiado mucho: las casas se siguen construyendo de piedra como en la época del tatarabuelo Juan de Dios pero lamentablemente la población ha disminuido mucho desde entonces.

Pero lo mejor de los pueblos del Camero viejo es lo que no se ve en las fotos: sus gentes. Al ser época de vacaciones, muchos Cameranos regresan a sus pueblos, que están más animados que en invierno.

Juan de Dios vivió en Laguna hasta 1859, año en que se debió de mudar a Logroño, ya que estuvo matriculado en el Instituto de Segunda Enseñanza de Logroño (actualmente el Instituto de Enseñanza Secundaria “Práxedes Mateo Sagasta”).

Instituto de Enseñanza Secundaria

El Instituto de Enseñanza Secundaria de Logroño, tal como era en la época en la que curso el bachillerato Juan de Dios Llera. Era un antiguo convento carmelita. En 1895 fue demolido para construir el que es ahora edificio del instituto. Fuente: sitio web del IES Práxedes Mateo Sagasta.

La casa de su familia debió de estar en la “Plaza de Abajo” número 30, tal como se indica en un auto judicial por el cual se embargaron. El problema es que los nombres de las calles han cambiado desde 1885 y no ha sido posible localizar la ubicación exacta esta plaza.1885_06_03_Subasta Casa Laguna de Cameros_0513.jpg

Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción

Tuvimos ocasión de visitar la iglesia de Laguna de Cameros, donde tantas generaciones de antepasados nuestros se han bautizado y casado. Algunos también están enterrados allí.

Nave de la Iglesia de la Asunción

Nave de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

 

Iglesia 002

Pila bautismal románica del s. XII. Por lo menos, trece generaciones de antepasados nuestros se han bautizado en esta pila.

Lápida de la tumba de Antonio Iñiguez de Valdeosera

Lápida de la tumba de Antonio Iñiguez de Valdeosera, de 1738, en la que se labró el escudo de Tejada y Valdeosera.

El Solar de Tejada: leyenda e historia

A tres kilómetros de Laguna de Cameros, siguiendo los senderos de la sierra, está la casa del Solar de Tejada. Es un paseo que se puede hacer en una mañana.

El día anterior habíamos conocido a Tomas Rubio de Tejada, un pariente lejano por la parte de los Llera, que nos había contado la historia y los mitos del Antiguo e Ilustre Solar de Tejada. El abuelo de Juan de Dios, Juan Antonio Alcázar de Tejada y Martínez, fue recibido como Señor de Tejada en 1798 y, por tanto, todos sus descendientes, tanto hombres como mujeres, tendríamos derecho a usar ese título y el blasón correspondiente.

Ruta desde Laguna de Cameros al Solar de tejada

Camino desde Laguna de Cameros hasta el Solar de Tejada

La historia del solar es muy peculiar, ya que se entrelazan en ella la leyenda y las tradiciones míticas con la historia documentada. Parece que es la más antigua corporación nobiliaria de Europa que sigue existiendo. En 1460 el rey Enrique IV de Castilla confirmó a los descendientes del mítico Sancho Fernández de Tejada (tanto hombres como mujeres), todos los privilegios que le habría concedido, según la leyenda, el rey Ramiro I de Asturias en el 844 por la ayuda que le prestó el fundador del linaje en la legendaria batalla de Clavijo.

Desde el siglo XVI, los miembros del solar conservaron registros de caballeros diviseros miembros del Solar, aunque actualmente el único privilegio es el derecho a utilizar el escudo de armas del Solar de Tejada.

Solar_de_Tejada

Según la leyenda, el rey también concedió a Sancho y a sus descendientes el lugar llamado Tejada, que sigue todavía en posesión de los miembros del solar como un patrimonio indivisible: todos son dueños de todo, pero cada uno en solitario de nada.

Solar 005.jpg

El valle del río Tejada. Al fondo, junto al lecho del río, la casa del Solar de Tejada, donde antiguamente estaba la aldea de Tejada. Todos estos terrenos han pertenecido a nuestra familia Camerana de manera comunal e indivisible desde tiempos inmemoriales.

Solar 002.jpg

El robledal que cubre la sierra por esta zona. Aquí ya estamos en el terreno del Solar de Tejada.

La casa del Solar de Tejada

En la casa del Solar de Tejada se reúnen una vez al año los diviseros y diviseras para tratar los asuntos del Solar y recibir nuevos miembros. Actualmente se calcula que habrá unos dos o tres mil solariegos. No se sabe realmente porque en el registro sólo constan las inscripciones nuevas, pero no las bajas. De todas formas, posibles descendientes de Sancho de Tejada con derecho a ser miembros del solar puede haber cientos de miles o millones de personas.

Solar 003.jpg

La casa del Solar de Tejada. Según cuenta la leyenda, el Rey Ramiro I entregó este señorío a Sancho Fernández de Tejada y a todos sus descendientes (hombres y mujeres), sin poder dividirlo ni venderlo. En primer plano, un Tejo donado por uno de los diviseros.

Solar 004

El escudo de armas del Solar de Tejada, que tenemos derecho a usar todos los descendientes de Sancho Fernández de Tejada por los servicios que prestó a Ramiro I en la legendaria batalla de Clavijo.

Datos técnicos

Cómo llegar

Se puede llegar a Laguna de Cameros desde Logroño un autobús pero sólo hay un autobús que circula los martes, jueves y viernes no festivos.

Si se va en coche, hay que tener en cuenta que el surtidor de gasolina más cercano está ya cerca de Logroño, a unos 40 km.

Al Solar de Tejada se puede llegar desde Laguna de Cameros dando un paseo de mediana difícultad o en coche por una pista forestal de siete kilómetros.

Dónde alojarse

Nos alojamos en el Molino del Corregidor y en el Hotel Rural Camero Viejo, ambos son muy recomendables, no solo por las instalaciones en sí mismas sino por la cálida acogida que ofrecen a sus huéspedes.

Dónde ir de compras

En la tienda La Abuela Camerana encontrarán excelentes productos de la tierra. Especialmente recomendable es el queso artesanal de producción propia.

Posted in Historias familiares, turismo genealógico | Tagged , , , , , | Leave a comment

Manuel Magariños Mera (1872 – 1912) – el delineante

retrato de manuel magariñoscol

Retrato de Manuel Magariños Mera

Mi bisabuelo Manuel Magariños Magariños Mera (1872-1912), el abuelo Manolo, como le llamaban mi madre y mis tíos, jugó un breve pero esencial papel en la la tradición oral familiar.

Manuel había nacido el cinco de julio de 1872, en Madrid, en la época de la primera república, en la calle de la Huerta del Bayo, 5., en la misma casa en la que había vivido su abuela, María Hermida, hasta su muerte en 1865. Era hijo de Antonio Magariños Soutullo, natural de Puenteareas, y de Cipriana Mera Hermida, natural de Xerdiz, provincia de Lugo, ambos emigrantes gallegos que se habían trasladado a Madrid en busca de un futuro mejor.

Le bautizaron el día seis de julio de 1872, en la parroquia de San Millán y San Cayetano, tal como consta en su certificado de bautismo. Era hermano de Emeterio Magariños.

A pesar del origen humilde de sus padres (cocinero él y sirvienta ella), Manuel consiguió de alguna manera desarrollar una profesión en la que pudo aprovechar sus dotes para el dibujo.

No sabemos cómo logró aprender o estudiar el oficio de delineante pero sabemos que en 1895 trabajaba como “obrero” (en la época se llamaba así a los delineantes) en la Brigada Obrera y Topográfica del Ejército, una unidad cuya misión era dibujar planos y mapas.

Expediente0015.png

Certificado de soltería emitido por el Teniente Coronel Alberto Urech Miralles para Manual Magariños en 1895.
Fuente: Expediente Matrimonial de Manuel Magariños e Ignacia del Pozo. Archivo Histórico Diocesano de Madrid.

topografos web.jpg

Lámina de finales del s. XIX o principios del s. XX en la que aparecen topógrafos del ejército. Seguramente el bisabuelo Manuel dibujaría sus planos basándose en las mediciones realizadas por estos profesionales.

Se casó con Ignacia García del Pozo (1877-1936) en 28 de mayo 1903, a las ocho de la mañana, en la parroquia de San Andrés. Tuvieron tres hijos: el primogénito Manolín, que murió de niño, mi tío abuelo Antonio Magariños y mi abuelo Carlos Magariños.

800px-iglesia_de_san_andres_madrid_04

La familia debía de llevar una vida relativamente acomodada en la calle Jorge Juan 24, cuando la desgracia se cebó en ellos. En 1909 murió Manolín y el 24 de enero de 1912, con 39 años, el propio Manuel, de fiebres tifoideas, dejando a su viuda y a sus hijos en una precaria situación económica. Su funeral tuvo lugar en la antigua iglesia de la Concepción, en la calle Hermosilla (no en la actual, que fue inaugurada en 1914).

1912_manuel_magarinos_recordatorio_defuncion_0001

Ignacia tuvo que trabajar de modista y, como no podía mantener a los dos hijos, decidió ingresar a mi abuelo (con sólo cinco años) como interno en el Colegio de San Ildefonso.

 

Posted in Historias familiares | Tagged , , , , , | Leave a comment

1309 – El primer Magariños

800px-mosteiro_de_santa_marc3ada_de_armenteira

Monasterio de Santa María de Armenteira
(Fuente: Wikipedia)

Buscando documentación en el Archivo Histórico Nacional (que se puede consultar por Internet a través del portal PARES, el Portal de Archivos Españoles) me tropecé con una escritura que otorgaron en 1309 Juan Eanes, llamado de Magariños y su esposa Teresa Alfonso, a favor del Monasterio de Santa María de Armenteira sobre ciertas heredades sitas en la feligresía de San Esteban de Tremoedo.

Gobierno de España. Ministerio de Cultura

El documento en cuestión se puede consultar en esta página:
http://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/catalogo/description/7002776

No sabemos si este “Magariños” es antepasado nuestro o no pero es el primer documento que conocemos en el que se hace referencia a un “Magariños”. Seguramente “de Magariños” quiere decir que Juan Eanes era oriundo del pueblo de Magariños y así fue como se acabaría convirtiendo en apellido lo que habría sido originalmente un apodo para distinguir a este Juan Eanes (el del pueblo de Magariños) de otros Juanes.

De hecho, la parroquia de San Esteban de Termoedo se encuentra a camino entre el pueblo de Magariños y el Monasterio de Santa María Adementeira.

Origen del Topónimo “Magariños”

No se conoce documentalmente el origen del nombre de este pueblo. Nicandro Ares Vázquez, en un artículo en la revista Lucensia (nº 48, vol. XXIV, Lugo 2014), especula con la posibilidad de que el apellido Magariños, provenga del latín Macarinus (relativo concerniente a Macarius).  Los Magariños serían, según este autor, los descendientes de Macarius.

En el blog sobre el Ramiro de Maezu que mantiene Francisco González, se recoge una entrada con algunas fotos del pueblo de Magariños.

Posted in Leyendas y tradiciones | Tagged , , , | Leave a comment

¿Una cruz templaria en la tumba del bisabuelo?

cruztemplaria

Estas Navidades aproveché que estaba en Madrid con la familia para visitar el cementerio de la Almudena y recorrer las tumbas de la familia.

En la necrópolis de párvulos del cementerio antiguo está a la tumba de Manuel Magariños García (“Manolín”, como le llamaba mi abuelo), el hermano de Carlos y de Antonio Magariños García, que murió en 1909 con apenas seis años. La lápida está muy gastada por el tiempo y apenas se leen las fechas de nacimiento y muerte pero el ver el nombre grabado (¡MANOLITO!) sigue resultando desgarrador.

24743795281_39b6d56115_b.jpg

Tumba de Manolito Magariños (1902-1909). Foto de Ruben Sánchez, utilizada con permiso del autor.

Tumba Manolito - BN.JPG

También visitamos la tumba de Cipriana Mera (1840-1898), en la que había enterrado en 1894 a su propia hija Magdalena Magariños.

Tumba ciipriana mera.JPG

En la tumba de Juan Ramón Vidal (donde también están enterrados su mujer Carmen Llera Gutiérrez y mis abuelos, Carlos Magariños y Dolores Ramón), nos llamó la atención la cruz que estaba grabada en la lápida y nos preguntamos si tendría un significado especial:

cruz tumba.png

A primera vista, parecía una cruz de San Juan, lo cual podría tener sentido porque así se llamaba el bisabuelo. Sin embargo, la cruz de San Juan no tiene exactamente esa forma.

Ya de vuelta a casa, busqué información sobre este tipo de cruces y resulta que, técnicamente, se trata de una cruz patada alisada:

cruz patada alisada.png

A poco que busquemos por Internet, encontraremos que la cruz patada (o paté), era la cruz usada por los templarios:

templarios.jpg

Posteriormente otras órdenes más o menos secretas y logias masónicas adoptaron esta cruz como símbolo.

¿Sería el bisabuelo Juan miembro en secreto de la orden templaria o alguna otra orden secreta? ¿Sería miembro de la masonería?

Juan Ranon y Carlos.jpg

Juan Ramón Vidal con su yerno Carlos Magariños García

No parecía propio de él. Por lo que sabemos de su vida fue un funcionario rural, de carácter religioso y conservador.

Finalmente otro aficionado a la genealogía dio la clave con el asunto: es posible que se tratara de un emblema de una cofradía madrileña, en concreto de la Cofradía del Divino Cautivo, del Colegio Calasancio (la antigua cárcel de Díaz Porlier, donde estuvo encarcelado mi bisabuelo durante la guerra).
divinocautivoescudo

Esta cofradía fue creada en 1944, años después de la muerte de mi bisabuelo pero lo interesante es que estaba formada, en parte, por antiguos prisioneros de las cárceles republicanas.

Es posible que mi abuelo Carlos Magariños y su hermano, Antonio Magariños, fueran miembros de la Hermandad de ex-Cautivos y que, al encargar la lápida para sus suegros, hicieran grabar esa cruz como símbolo de que era un antiguo cautivo.

Este tipo de cruces también se utilizaba en algunas medallas, como esta que vemos aquí, del Niño Jesús de Praga. Quizás mis bisabuelos tenían alguna medalla similar a esta y, al encargar su tumba, mi abuelo encargó que tallaran esta cruz.

niñojeús.jpg

También es posible que se trate de un modelo de lápida estandarizado con ese tipo de cruz sin que tenga ningún significado especial.

Como detalle final, el entierro de Juan Ramón Vidal costó 680 pesetas de 1938, incluyendo el Impuesto Municipal de Guerra, del 5%. Según consta en la factura, la empresa de pompas fúnebres estaba controlada por los trabajadores de UGT y CNT:

Juan Ramón Vidal - 1938-06-22 - Factura entierro juan ramon.jpg

La lápida con la cruz en cuestión se añadió en 1939 y costó 1.000 pesetas. En la nota de pago se describe la lápida como de “piedra de Novelda” pero no se cuenta nada sobre la cruz.

Juan Ramón Vidal - 1939 - Factura arreglo tumba de juan ramon

En la Carretera del Este, 81 (actual Avenida de Daroca) sigue existiendo una empresa de mármoles; ahora se llama Mármoles Mena.

 

 

 

 

Posted in Historias familiares | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Cipriana Mera y sus misterios

Mi tatarabuela Cipriana Mera siempre me resultó una persona interesante. Para empezar, tenía el aura misteriosa sobre su posible parentesco con el líder anarquista Cipriano Mera, y, además, era la antepasada más antigua de la que tenía datos fidedignos de sobre la fecha de su muerte, pues aparecía en su tumba.

He titulado esta entrada como “Cipriana Mera y sus misterios” porque, aunque ahora sabemos algo más sobre ella, siguen apareciendo misterios sobre su vida.

Por su partida de bautismo sabemos que nació en Santa María de Gerdiz, una parroquia del municipio de Orol, en Lugo, el 9 diciembre de  1840.

Xerdiz Parroquia.jpg

Iglesia de Santa María de Gerdiz (Autor: saffe85)

El expediente matrimonial que se instruyó para su boda con Antonio Magariños Soutullo se conserva en el Archivo Diocesano de Madrid. En él, se incluye un documento en el que el párroco de Gerdiz hace constar que Cipriana dejó Gerdiz en 1863 (con 22 años) y que se había mantenido soltera hasta entonces:

1867_Certificado.png

No sabemos por qué se fue a Madrid en 1863 pero es muy posible que sus padres (Lorenzo Mera y María Hermida) llevaran un tiempo trabajando allí.

La madre de Cipriana murió el 9 de septiembre de 1865, a los sesenta años de edad en el Hospital General y de la pasión y fue enterrada en el cementerio de este hospital. Como dirección de la madre consta la calle de la Huerta del Bayo, es posible que Cipriana viviera con ella aunque no lo declaró así en su expediente matrimonial.

Su padre había muerto para entonces.

hospital general y de la pasion 1845.jpg

Hospital General y de la Pasión de Madrid hacía 1845. Fuente: Cuaderno de Viaje de David Centelles

Matrimonio por poderes

En 1868 se casa con Antonio Magariños Soutullo, natural de Ponteareas. El matrimonio se tuvo que celebrar por poderes puesto que Antonio trabajaba entonces en el Colegio de los Escolapios de Villacarriedo, en Santander, como cocinero.

El 18 de febrero de 1868, Antonio Magariños concedió un poder a Antonio Blanco, sirviente en Madrid, y persona que “le inspiraba gran confianza”. Se trataba de un poder “cumplido y tan bastante como en derecho se requiera para que, en su nombre y representación, previos los requisitos legales, se despose con doña Cipriana Mera y Hermida conforme ordena la Iglesia y el Santo Concilio de Trento.”

No sabemos cómo se conocieron. Según su propia declaración Cipriana vivía en Madrid, desde que vino de Galicia, en la calle de las Rejas, número 2 (actualmente es la calle de Guillermo Roland).

Seguramente trabajaba en esa casa, que aún se conserva, como sirvienta.

Calle_de_la_Bola,_esquina_calle_Guillermo_Rolland.jpg

Casa de la Calle de la Reja número 2, donde vivió Cipriana Mera. Fuente: Wikipedia

En los últimos meses antes de casarse declaró estar domiciliada en la calle de los  señores de Luzón, 3. Era la misma dirección en la que vivía su prometido, Antonio Magariños.

En esa época, en la calle de Luzón se encontraba “La Protectora, Asociación  Asilos Domésticos de Madrid”, según se detalla en su memoria de 1872. La asociación se creó con el fin de proteger a los empleados del servicio doméstico en las épocas que se quedaban sin trabajo y, por tanto sin casa:

1872_asociacion_2.png

Esta asociación se fundó cuatro años después del matrimonio de Cipriana y Antonio pero es posible que entonces existiera allí alguna organización benéfica o de socorro mutuo a la que se acogieron.

Del matrimonio nacieron al menos cuatro hijos: Magdalena Magariños Mera, María Magariños Mera, Emeterio Magariños Mera y Manuel Magariños Mera.

En 1872, cuando dio a luz a su hijo Manuel, vivían en la calle Huerta del Bayo, 5. Fue madrina de Manuel la señora Manuela Mera, que quizás fuera hermana de Cipriana.

huerta del bayo.png

La calle de la Huerta del Bayo, en pleno barrio de Embajadores en Madrid (Fuente: Google Maps)

Es posible que hubiera al menos otro hijo, al que llamarían Antonio, como su padre, pero no tenemos constancia de ello.

Magadelena murió el 10 de Mayo de 1894, unos años antes que sus padres, no sabemos en qué circunstancias. Está enterrada en Madrid, en el Cementerio de la Almudena, en la misma tumba que su madre.

El telegrama de París

El 16 de febrero de 1898, se anunció en el Diario de Avisos de Madrid que un telegrama de París para Cipriana Mera había sido detenido. Quién le pudo mandar un telegrama desde París sigue siendo uno de los misterios familiares.

telegrama-detenido-web

Cipriana Mera falleció en Madrid, en su domicilio en la Cuesta de Santo Domingo, 12, el 25 de febrero de 1898, a consecuencia de “una insuficiencia de la válvula mitral”, con apenas 57 años de edad.

1898_02_26_cipriana_mera_recordatorio_s_b

Recordatorio del fallecimiento de de Cipriana Mera. y Hermida.

El marido de Cipriana, Antonio Magariños, no aparece mencionado en el recordatorio por alguna razón (otro misterio). Murió unos meses después, el 28 de junio de 1898, en Puenteareas. No sabemos por qué estaba allí. Quizás había ido a resolver algún asunto o a visitar a su familia y la muerte le sorprendió allí. También es posible que hubiera decidido retirarse a su ciudad natal después de la muerte de su esposa.

 

2016-02-18_magarinos_mera

Posted in Historias familiares | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

La boda de Manuel e Ignacia en 1903 (2)

1903-04-28_boda de Manuel e Ignacia primer plano.jpg

Boda manuel e ignacia - portada.png

Casarse no es un asunto tan sencillo como pudiera parecer. Antes de casarse hay que iniciar un expediente matrimonial para garantizar que el matrimonio es válido. En el caso de matrimonios por la iglesia, el expediente se realiza a través del obispado y concluía con la publicación de las amonestaciones y la autorización del obispado para que se celebrara el matrimonio.

Hemos localizado en el Archivo Histórico Diocesano de Madrid (cuya magnífica labor en este sentido no podemos dejar de encomiar) el expediente de la boda de Manuel Magariños Mera e Ignacia García del Pozo, los padres de Carlos Magariños (mi abuelo) y de Antonio Magariños, su hermano.

magarinos-garcia

A continuación detallaremos las diferentes secciones del expediente.

1. Declaración de los contrayentes

En el expediente, Ignacia García del Pozo declara bajo juramento ante notario que es “súbdita de este obispado” y tiene la intención de casarse con Manuel Magariños Mera. Es feligresa de la parroquia de San Andrés, donde luego se casaron.

800px-iglesia_de_san_andres_madrid_04

Iglesia de San Andrés, en Madrid (foto (c) de Luis García)

A continuación Manuel Magariños Mera declara que tiene intención de casarse con Ignacia. Afirma ser natural de Madrid y haber vivido en la corte durante los últimos ocho años (¿Dónde había vivido antes? lo ignoramos). Es feligrés de la parroquia de San Luis. De profesión: “Empleado” (ojo, no había casilla de “profesión” para la novia).

iglesia de san luis obispo.jpg

Iglesia de San Luis Obispo, en la Calle de la Montera, en 1884 (foto de Secretos de Madrid)

2. Declaración de los testigos

A continuación declaran varias personas que afirman conocer a los novios, que son solteros y que no conocen ningún impedimento para la celebración del matrimonio.

Boda manuel e ignacia - testigos.png

3. Declaración de los padres de los contrayentes

Debía ser necesario en la época que los padres de los contrayentes dieran su bendición formal al matrimonio. En este caso, sólo seguía con vida la madre de la novia, Carlota del Pozo Collado (que algunos documentos aparece también como Carolina).

Doña Carolina del Pozo Collado, de 58 años de edad, viuda, comparece y afirma que “en forma y derecho otorga a su hija Dª Ignacia García del Pozo su beneplácito y bendición para que contraiga el matrimonio canónico concertado con Manuel Magariños Mera.”

consentimiento.png

4. Certificados de defunción y bautismo

El expediente incluye los certificados de defunción de los padres de los contrayentes que habían fallecidos para demostrar que no pueden otorgar su consentimiento. Gracias a ello, tenemos información más detallada sobre nuestros familiares del siglo XIX.

Gracias al certificado de defunción de Antonio Magariños Soutullo (padre de Manuel Magariños Mera) sabemos que murió en Puenteareas, de donde era natural, el 28 de junio de 1898, a las nueve de la mañana, a los sesenta años de edad; sus padres se llamaban Bernardo Magariños y Antonia Soutullo.

El certificado de defunción de Francisco García de la Peña (el padre de la novia) indica que falleció el 3 de octubre de 1899, en Madrid, a los 55 años de edad.

El hecho de que el padre y los suegros de la novia hubieran muerto pocos años antes, puede explicar el hecho de que se casara vestida de luto.

En el certificado de bautismo de Manuel Magariños Mera  encontramos muchos datos sobre Manuel, sus padres y sus abuelos:

Le bautizaron en la parroquia de San Millán, en Madrid. Había nacido el cinco de julio de 1872. Sus padres eran Antonio Magariños Soutullo, de Ponteareas y Cipriana Mera Hermida, de Santa María de Gerdiz.

fachada-de-san-cayetano-foto-juan-luis-de-diego-para-dominio-publico

Parroquia de Sani Millán y San Cayetano, donde fue bautizado Manuel Magariños, en 1872.
Foto: Juan Luis Diego (dominio público)

Sus abuelos paternos eran, Bernardo Magariños, de Salvatierra y Antonia Soutullo, de Puenteareas. Los maternos eran Lorenzo Mera, de Santa María de Xerdiz y María Hermida, de Santa María de Orol.
Por el certificado de bautismo de Ignacia García del Pozo nos enteramos de que la habían bautizado en la parroquia de San Ildenfoso, en Madrid, con el nombre de Ignacia Estefanía Ana. Había nacido el tres de agosto de 1877. Sus padres eran Francisco García y Carlota del Pozo, naturales de Madrid.
Iglesia_de_San_Ildefonso_(Madrid)_01.jpg

Iglesia de San Ildefonso, donde fue bautizada en 1877 Ignacia García del Pozo. Fuente: Wikipedia. Autor: Luis García

Sus abuelos paternos fueron Nicolás García, natural de Belmonte (provincia de Toledo) y Antonia  de la Peña, natural de Ateca (provincia de Zaragoza). Los maternos, Antonio del Pozo, natural de Madrid e Ignacia Collado, natural de Sisante (en la provincia de Cuenca).

Amonestados convenientemente los contrayentes, el expediente se cerró el 6 de mayo de 1903 y la ceremonia se verificó el 28 de mayo de 1903 a las 8:00 de la mañana en la parroquia de San Andrés.

 

Posted in Bodas, Historias familiares | Tagged , , , | Leave a comment