1895 – La primera Comunión de Carmen Magariños

El otro día me envió un mensaje el primo Víctor porque le habían preguntado si el cuadro de Sorolla titulado La Primera Comunión de Carmen Magariños tenía algo que ver con la familia.

El cuadro en cuestión es este:

Sorolla Magariños

La primera comunión de Carmen Magariños, de Joaquín Sorolla, colección Masaveu.

La obra pertenece a una colección privada y formó parte de la exposición “Las Edades del Hombre” de 2014.

Según explica Vicente Samper Embiz en su obra sobre Sorolla y el Antguo Colegio Sam Pablo, el cuadro lo habría encargado Ricardo Magariños con ocasión de la primera comunión de su hija Carmen. La venta se habría producido en 1896.

Ricardo Magariños no pudo disfrutar mucho del cuadro puesto que murió el 2 de mayo de 1896, tal como se puede apreciar por la esquela y la noticia publicada en la prensa.

1806 - Ricardo magariños

Esquela de Ricardo Magariños García.

En la esquela se reproducen los nombres de los padres de don Ricardo (Eduardo Magariños y Prisca García), quienes no parecen tener relación con Antonio Magariños Soutullo y Cipriana Mera y Hermida, los tarabuelos por la rama Magariños que vivían en Madrid en esa época.

Hasta que aparezca más información, no podemos confirmar que exista relación alguna entre estos Magariños y nuestra familia.

 

Accidente ricardo magariños

Noticia de la muerte de Ricardo Magariños, publicada en El Liberal, el 3 de mayo de 1896.

UNA DESGRACIA
En el paseo de la Castellana, y en sitio próximo al paseo del Cisne, ocurrió ayer, entre doce y una de la tarde, un suceso tristísimo, del cual fue víctima un caballero muy conocido y estimado en Madrid.

Dos íntimos amigos, D. Telesforo Casarrubio y D. Ricardo Magariños, marchaban ayer a dicha hora en una churret de la propiedad del primero.

Guiaba el carruaje el Sr. Magariños, y al ver que el caballo emprendía precipitada carrera, y suponiendo que se hubiera desbocado, entregó las riendas 4 su amigo Sr. Casarrubio, y sin duda con el propósito do detener al caballo se lanzó al suelo.

El Sr. Magarifíos cayó con tan mala fortuna, que se produjo dos fuertes lesiones en la cabeza y casi exánime fue recogido en el coche y trasladado precipitadamente al Gabinete Médico del barrio de Salamanca.

Hecha la primera cura, los médicos  declararon que el estado del herido era gravísimo, pues por efecto del golpe sufrido en la cabeza y varias lesiones en la región occipital, al Sr. Magariños se le había declarado enseguida la commoción cerebral.

Con objeto de evitar a la distinguida familia del Sr. Magariños la terrible escena de ver entrar en su casa en tal estado a un  ser qwerido que había salido de ella alegre y lleno de vida, dos horas antes se convino en trasladar al herido a la casa de su cuñado, D. Joaquín de la Hoz, calle de Alcalá, 69 duplicado, segundo, en donde a los pocos momentos dejó de existir.

D. Ricardo Magariños, hombre de envidiable fortuna y muy conocido en la Bolsa, era muy estimado en Madrid, donde tenía numerosos amigos en todas las clases sociales, por sus excelentes cualidades, su talento para los negocios y su amor por las artes. Tenía treinta y cuatro años de edad y habitaba en unión de distinguida esposa y de su angelical hija, en la calle del Almirante, número 16.

El juez de guardia, Sr. Pozo y Marretti, accediendo a los ruegos de la infortunada familia del Sr. Magariños, a cuyo dolor muy sinceramente nos asociamos, acordó que la autopsia del cadáver se practique en el domicilio en donde falleció.

Posted in Historias familiares | Tagged , , | Leave a comment

1930 – La mili del abuelo Carlos

La abolición del servicio militar obligatorio a principios del siglo XXI supuso para los jóvenes españoles la liberación de lo que algunos veían como un servicio a la patria pero que para otros suponía una obligación que, en el mejor de los casos, sólo supuso una pérdida de tiempo.

Para alivio de amigos y familiares de los mozos llamados a filas, al desaparecer el servicio militar obligatorio también va desapareciendo poco a poco otra tradición familiar: la narración de interminables anécdotas e historias de la mili que seguramente fueron divertidas en su momento pero que, con el paso del tiempo, dejan de tener interés. Por fortuna, los aficionados a la historia familiar venimos a suplir la perdida de esta tradición con creces, ya que podemos contar historias, no de una, sino de muchas milis.

El abuelo Carlos no era de contar muchas batallitas, y menos de su mili. Supongo que, después de lo que pasaron en la guerra, las anécdotas de la mili no parecían tan interesantes.

Hace algún tiempo encontré por casa una foto de la compañía en la que cumplió el servicio miliar el abuelo. Aquí va. ¡A ver quién lo encuentra!

 

Pues sí, ¡inconfudible!

1930 - Carlos Mili - Carlos Magariños

Sabemos en que unidad estaba porque conservó durante años el pase que le permitía dormir fuera del cartel. Seguramente, en su momento, tener la posibilidad de escaparse del cuartel para ir a dormir a casa debía ser una gran suerte.

1930_Pase_Ejército_Carlos Magariños b editada

Gracias a este pase sabemos exactamente dónde hizo la mili: Regimiento de Radiotelegrafía y Automovilismo, 2º batallón, 6ª compañia.

Este regimiento, tenía dos batallones, uno de radiotelegrafía y otro de automovilismo. En  el emblema de las gorras que aparecen en la foto se aprecia claramente que el abuelo estuvo en Automovilismo:

1930 - Carlos Mili - gorra

Emblema de gorra. Fuente: Los ingenieros militares: una historia ilustrada (Antonio Prieto Barrio).

Las hebillas de los cinturones muestran el emblema del cuerpo de ingenieros: una torre con dos zapapicos:

1930 - Carlos Mili - hebilla

Hebilla usada por los militares del cuerpo de ingenieros en los años 30. Fuente: Todocolección.net

El misterio

Entre los papeles de la mili del abuelo apareció un misterioso documento firmado por el mismísimo Coronel Gil Clemente, jefe del regimiento. En ese documento, fechado a 31 de Octubre de 1930, se concede al soldado de reemplazo Carlos Magariños permiso para contraer matrimonio.

El misterio es que ignoramos para qué pidió permiso el abuelo para casarse en 1930 porque el matrimonio se celebró seis años después. Realmente sólo podemos especular. Es posible que los abuelos hubieran planeado casarse antes pero que algo, quizás la muerte de un familiar, les obligara a retrasarlo. No sé si alguna vez llegaremos a saberlo.

1930_Mili_Carlos Magariños final.jpg

 

 

Posted in Historias familiares | Tagged , , , | Leave a comment

1915 – La primera comunión de Carlos y Antonio

La primera comunión es un ritual de la iglesia católica por el cual una persona (por lo general todavía menor de edad) recibe por primera vez la eucaristía.

Esta ceremonia suele realizarse cuando el niño tiene uso de razón. Es tradicional celebrarlo en grupos, en ocasiones con otros niños de la misma familia. Además del oficio religioso que conlleva, a menudo se organiza una fiesta familiar para celebrar la ocasión.

La primera comunión de Carlos Magariños y su hermano Antonio Magariños se celebró el 13 de Mayo de 1915, tal como nos indica el recordatorio de su primera comunión que se ha conservado en la familia durante más de cien años.

1915-05-13 - Carlos Magariños - Comunión small

La ceremonia tuvo lugar en la “iglesia de Religiosas Concepcionistas”, que pudiera ser el Monasterio de San José y Jesús María, de las Concepcionistas Franciscanas, situado en la calle Blasco de Garay, 51.

Por suerte se conservan también algunas fotos familiares de aquel día.

Comunión de Carlos y Antonio Magariños García.

Antonio Magariños García y Carlos Magariños García el día de su primera comunión. Estudio Biedma, Alcalá 33.

En esta primera foto identificamos al hermano mayor, Antonio Magariños, a la izquierda. Entonces tenía ocho años. A la derecha vemos al hermano pequeño, Carlos Magariños, con apenas seis años. Sería el último año que pasaría en casa. En 1916 ingresó en Colegio de San Ildefonso.

1915-05-13 - Emeterio Magariños small

De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.
Detrás: Ignacia García del Pozo (1879-1936), Ramón Magariños Torres (1906-1936) y Matilde de Torres (-1959), los tres de pie.
Delante: Santiago Magariños Torres (1902-1979), Carlos Magariños García (1908-1997), Emeterio Magariños Mera y Antonio Magariños García (1907-1966)

En esta foto familiar de aquél día vemos a todos los miembros de la familia en 1915.

En primer lugar, de pie y a la izquierda tenemos a Ignacia García del Pozo. Su marido, Manuel Magariños Mera había fallecido tres años antes. La otra mujer que aparece en el retrato la identificamos como Matilde de Mera, su cuñada, que estaba casada con Emeterio Magariños Mera, hermano de Manuel. Es el caballero de la fotografía.

Entre las dos señoras está un niño que hizo la primera comunión ese mismo día. Debe de tratarse de Ramón Magariños Torres, segundo hijo Emeterio y Matilda, que tendría ocho años. Ramón llegó a ser ingeniero agrícola y participó activamente en la reforma agraria en Andalucía, lo que le costaría la vida. Fue fusilado en Córdoba en 1936.

En primera fila tenemos al hijo mayor de Emeterio y Matilda, Santiago Magariños Torres, de quien hemos hablado en otra entrada del blog. Entonces debía de tener unos 13 años.

Finalmente tenemos a Carlos y a Antonio, uno a cada lado de su tío Emeterio.

Sin saberlo a con seguridad, podemos suponer que Emeterio y Matilda sufragaron parte de los gastos de la celebración, si no todos, dada la precaria situación económica de Ignacia y sus hijos tras la muerte de Manuel Magariños.

Emeterio y Matilda tuvieron posteriormente un tercer hijo Fernando Magariños Torres (1922-1977). Incluimos a continuación el árbol genealógico de esta parte de la familia.

2016-02-18_magarinos_mera

Posted in Árboles genealógicos, Historias familiares | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

1895 – La emancipación de Carmen Llera

Ya hemos hablado en otras entradas del blog sobre Carmen Llera Gutiérrez (1878-1936), la madre de nuestras abuelas Dolores Ramón y Pilar Ramón. Más abajo he incluido esa parte del árbol para situarnos.

Retrato de Juan de Dios Llera y Alcázar

Juan de Dios Llera y Alcázar (1846 – 1906)

Carmen y su padre, Juan de Dios Llera y Alcázar, acudieron el 23 de Noviembre de 1897 al notario Joaquín Moreno Caballero con el fin de que Juan de Dios otorgara un curioso documento: la emancipación de su hija Carmen, que era entonces menor de edad al tener todavía 19 años. La mayoría de edad se debía alcanzar entonces a los 21 años.

Pilar Ramón Lllera, Carmen Lllera Gutiérrez y Dolores Ramón Llera

Pilar Ramón Llera, Carmen Llera Gutiérrez y Dolores Ramón Llera

En el documento Juan de Dios Llera declara:

Que atendiendo a la instrucción que tiene su hija Doña Carmen y demás cualidades de que se halla adornada, ha resuelto emanciparla y, llevándolo a efecto, otorgar: que renuncia a la patria potestad que hasta ahora ha tenido sobre la persona y bienes de su hija Doña Carmen Llera Gutiérrez y, en su consecuencia, se emancipa a la misma con la limitación que establece el artículo trescientos diez y siete del Código Civil; obligándose a no revocar esta emancipación en manera alguna y la que había de anotarse en el Registro Civil correspondiente al margen de la inscripción de nacimiento de la Doña Carmen, sin la que no podrá tener efecto contra terceros.

La doña Carmen Llera Gutiérrez acepta esta emancipación quedándole agradecida a su señor padre por el beneficio que le dispensa.

Al final del documento firman Carmen, su padre y los testigos:

1897-11-29 Emancipación Firmas

En el documento no se explican las razones Juan de Dios para emancipar a su hija pero podemos sospecharlas: seguramente intentaban salvar las propiedades que hubiera Carmen Llera de su madre al morir ésta en 1895 antes los posibles embargos que pudiera sufrir la familia.

Sabemos que unos meses antes, en Junio de 1896, Juan de Dios Llera ya había sido embargado pero, además, el 26 de Noviembre de 1896 se publicó la detención de juan de Dios Llera, apenas unos días después de que concediera la emancipación a su hija. Seguramente, Juan de Dios se esperaba algo así e intentó desligar a su hija de cualquier peligro.

 

1897_06_17_Diario oficial de avisos de Madrid. 17-6-1897_Subasta Serrería.png

Notificación del 17 de Junio de 1896 de la subasta de algunos bienes de Juan de Dios Llera

 

1897-11-26_El Globo (Madrid. 1875), no. 8,038 - Detención

Comunicación de la detención de Juan de Dios Llera. La noticia se publicó el 26 de noviembre de 1896.

 

Árbol Genealógico de Juan de Dios Llera y Alcázar

Árbol Genealógico de Carmen Llera Gutiérrez

Posted in Historias familiares | Tagged , , , | Leave a comment

1940: la boda de Antonio y Pilar

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidadas,
silenciosas y cubiertas de polvo…
¡Las fotos de la boda!

Tenía la espinita de no haber encontrado ninguna foto de la boda de Antonio Magariños y Pilar Ramón (“Tototo” y “Papila”, como les llamábamos en casa) para complementar la entrada con la boda sus hermanos, Carlos y Dolores y, antes de ayer, buscando otra cosa en casa de mis padres, como suele pasar, me encontré con unas fotos de esta celebración.

La ceremonia tuvo lugar después de la guerra, el 16 de diciembre de 1940 en la parroquia del Santísimo Cristo de la Victoria y, como vemos en las fotos, la ofició el padre Perpetuo Espejo, antiguo párroco de Cobeña, que también había celebrado la ceremonia de Carlos Magariños García y Dolores Ramón Llera.

Al haber fallecido los padres de los contrayentes, los padrinos fueron el hermano del novio, Carlos, y la hermana de la novia, Dolores, que era al mismo tiempo la esposa de Carlos.

PHOTO-2019-03-11-18-15-40 - copia

 

1940 - Boda Antonio y Pilar 00 Editada

Los padrinos, Carlos Magariños y Dolores Ramón, se dirigen a la iglesia con Mercedes Llera, tía materna  de Dolores y Pilar.

1940 - Boda Antonio y Pilar 1b Editada.jpg

De izquierda a derecha: Carlos Magariños, Antonio Magariños, Pilar Ramón y Dolores Ramón.

1940 - Boda Antonio y Pilar 02 Editada.jpg

El párroco que ofició la ceremonia, Perpetuo Espejo.

 

1940 - Boda Antonio y Pilar 03 Editada

Los novios, Antonio Magariños García y Pilar Ramón Llera.

1940 - Boda Antonio y Pilar 04 Editada

El padrino, Carlos Magariños García, con la novia, Pilar Ramón Llera.

1940 - Boda Antonio y Pilar 05 Editada

Los invitados a la celebración.

Posted in Bodas | Tagged , , , , , | Leave a comment

1975: Por un puñado de folletos

Ahora que se conmemora el aniversario del referéndum en el que se aprobó la constitución, voy a saltarme por una vez la norma auto-impuesta de contar sólo cosas de antes de 1940 para contaros una historia con la que me tropecé de casualidad investigando historias más antiguas.

Estamos a nueve de junio de 1975. Un grupo de estudiantes de 14 institutos de Madrid se reúnen en el Instituto Francisco de Quevedo para “hacer exposición de temas de las juntas coordinadoras de movimientos subversivos“. Ese era el lenguaje de la época. Los se movían un poco frente al franquismo pasaban a formar parte de “movimientos subversivos” y eran por tanto responsabilidad de la Guardia Civil o la Policía Armada.

Policía armada  vitoria.jpg

Intervención de la Policía Armada en Vitoria en 1976.

Aunque la convocatoria se había realizado “de forma velada” (viendo lo que pasó hicieron bien en no anunciarla), la policía los descubrió, entró en el instituto, les ocupó material impreso y notas y arrestó a 49 personas.

Es en ese momento en el que aparece el tío Jesús. Parece que no formaba parte del movimiento estudiantil, ya que entonces era profesor de Física; como buen profesor, intentó defender a sus alumnos y mitigar la actuación de las fuerzas del orden.

Como vemos por la noticia del ABC, el resultado fue la policía lo detuvo y lo presentó ante el tribunal junto con varios alumnos de los últimos bachillerato y COU (chavales de entre 16 y 18 años).

Aquí incluimos la nota que se publicó en el ABC del 19 de Junio de 1975.

ABC SEVILLA-19.06.1975-pagina 027.png

Dedicado con cariño a Jesús Magariños Ramón (1948-2014).

Posted in Historias familiares | Tagged , , , | Leave a comment

La casa de la calle que va a la tejera

Buscando información sobre la familia y sobre Cobeña en el Archivo de Protocolos de Madrid, he encontrado el testamento de la esposa de Nicanor Gutiérrez Gallego, María Valbanera Perdiguero Herreros, que murió el 23 de Julio de 1833 en Cobeña.

1833 - 07 - 23 - Nicanor Gutiérrez Gallego - firma.jpg

Firma de Nicanor Gutiérrez Gallego, que vivió a finales del s. XVIII y principios del XIX.

Para que nos hagamos una idea, se trata de los tatarabuelos de nuestras abuelas Dolores y Pilar. Esta es la parte del árbol genealógico de la que estamos hablando:

Nicanor-Gutierrez-Maria Perdiguero

María Valvanera, en su lecho de muerte, en la villa de Cobeña, a 23 de Julio de 1833 afirmó que:

“Estando enferma en cama con la enfermedad que Dios Nuestro Señor se ha servido darme y confiando como desde luego confío en la persona de mi marido Nicanor Gutiérrez en razón a la instrucción que tiene de los bienes que poseemos por conversaciones que hemos tenido ambos varias veces, y en presencia de testigos, digo que doy y confío todo mi poder amplio facultativo especial y general y cuan bastante en derecho se requiere a mi dicho marido Nicanor Gutiérrez para que en mi nombre como si yo misma lo hiciera, como lo haría la dicha enfermedad no me gravara como me grava, otorgue testamento con arreglo a las leyes el que tan luego como este hecho doy por válido como si yo misma lo otorgara.”

El notario de Ajalvir confirmó la valided del poder después tomar testimonio a los testigos y, unos meses, después, Nicanor Gutiérrez otorgó el testamento de su esposa siguiendo las indicaciones que le había dado ella oralmente.

Dejó ordenado que se hiciera una mejora sobre la herencia para su hija Teresa Gutiérrez, que era menor de edad. Le dejó cuarenta fanegas de tierra “de todas clases” y una casa “en la calle que va a la Tejera“.

El resto de sus bienes debían repartirse entre sus dos únicos hijos, Matías Gutiérrez y la citada Teresa Gutiérrez.

Según decía en el testamento, en esa casa habían muerto sus padres, Juan Perdiguero y Manuela Herreros.

La finca lindaba por oriente con “casas de Doña Manuela Terroba y Ramón Rodríguez, y mediodía con huerto de Donato González y pajar de dicha Manuela Terroba, poniente con Herederos de Manuel Raposo y Antonia González y norte con calle pública que va a la Tejera.”

Tejera

Hacia 1870, la casa aparece en el parcelario urbano a nombre de Manuel Aguado, que era el marido de Teresa Gutiérrez.

Indicó que tales bienes “le serán adjudicados inmediatamente  que tenga edad o estado para entrar a disfrutarlas.”

Según se cuenta en la Estadística de la Provincia de Madrid, elaborada por Antonio Regás en ese mismo año de 1833, se comenta lo siguiente:

En Cobeña hay un horno de teja, ladrillo y baldosa.

Además de la mejora en la herencia para su hija, dejó otras estipulaciones:

  • Que su entierro se hiciera en público con misa cantada de cuerpo presente con vigilia y responso sepultando su cadáver en esta iglesia parroquial y sitio donde acostumbraba a arrodillarse, con asistencia del señor cura y sacristán y demás acompañamiento, acostumbrado a los de su clase.
  • Solicitó que se la amortajarse con el hábito de Nuestra Señora del Carmen y que se celebrasen por su alma cuarentena misas rezadas, de limosna cinco reales.
  • Mandó que se repartiesen seis fanegas de trigo a pobres en el invierno de este año, cuando en él hubiese mayor escasez, porque en el tiempo que otorgó testamento no les hacía falta con motivo de la espiga.
  • También dio mandas para la conservación de los Santos Lugares de Jerusalén y el Real Hospital General y de la Pasión de Madrid.

 

Posted in Legado | Tagged , , , , , | Leave a comment